miércoles, 16 de mayo de 2018

Cuando el verde sesgado de los ojos de aquel árbol Volvió a mirar mi rostro opacado Recordé la antigua fuente del Prado Y el rostro de J.E.Rodó, muerto a mi lado. Versos del pasado, de mi país lejano. Versos de amor y de dolor que atraviesan El Océano Atlántico Él, está al otro lado. Versos de castigo, que nunca llegarán A cumplir su destino. Versos que huelen a ajo y a estiércol de vampiros. Versos de perros de la calle que, vagan sin alma Con  la muerte en sus suspiros. Versos de Rodó que, están en mi copa De cristal genuino. Versos de versos que, jamás pienso Sin sentir tu aliento.